Ahora en Facebook se habla de...

domingo, 15 de junio de 2008

La contaminación cruzada

Hola a todos!!! Tal y como dije en otro post, es igual de importante lo que comes, como cómo lo comes, así que en este post de hoy voy a comentar los pasos a seguir para evitar la CONTAMINACIÓN CRUZADA en la cocina (evitar que un producto que está libre de gluten, por contacto con otros alimentos que sí tienen, cambie su naturaleza y pase a ser un alimento "prohibido").
Son unos simples pasos a seguir, que poco a poco se convierten en rutina, pero que es necesario conocer. Espero que te sirvan de ayuda para que tu única preocupación sea disfrutar de una buena comilona :)
1. Lo primero de todo, debes deshacerte de la harina y del pan rallado de tu cocina (es lo más recomendable) y sustituirla por harina y pan rallado Sin, para evitar confusiones (además ten en cuenta que la harina es muy volátil, y siempre se queda en el ambiente).
2. Antes de cocinar, debes asegurarte que la superficie sobre la que vayas a cocinar, esté limpia (esto es, que por ejemplo, alguien no se haya preparado un bocadillo enorme allí, y hayan quedado migas de pan).
3. Los utensilios que vas a utilizar para cocinar deben estar limpios, no puedes usar los mismos cubiertos para cocinar comida Sin y comida Con (en esencia, lo mismo que la superficie). Lo mismo ocurre para por ejemplo cortar el pan: evita cortar tu pan con un cuchillo que ha sido utilizado para cortar pan con gluten.
4. A la hora de cocinar recuerda que no puedes cocinar comida Sin en un aceite que haya sido utilizado para cocinar comida Con. Ten en cuenta que esto no pasa solo en la sartén: lo mismo ocurre con las freidoras, planchas...
5. Si vas a usar una tostadora, debes saber que siempre quedan migas de pan en ella, así que o bien limpias a conciencia la tostadora después de cada uso, o bien optas por tener tu propia tostadora (esto ya va a gustos)
6. Te aconsejan tener tu comida guardada toda junta, y en parte separada del resto para evitar confusiones. Por ejemplo, puedes reservarte un estante en la estantería de tu despensa, o un armario en tu cocina...
7. Debes evitar lo que se conoce como "untado doble", y que se nos suele escapar. Cuando untamos nuestro cuchillo en la mantequilla (mermelada, miel...) y luego ese cuchillo va a untar un pan con gluten, cuando vuelva a entrar en contacto con la mantequilla, la va a contaminar, así que o comentas este punto en tu casa, y se tiene cuidado, o bien si no te fías mucho (si por ejemplo vives en un piso con más amigos) puedes tener tu propio bote de mermelada.
8. Otro aspecto en el que no solemos fijarnos, pero que es igualmente "contaminante", es que a muchos platos que en un principio no tienen gluten, se les suele añadir algún tipo de acompañamiento que sí lo tienen. Por ejemplo, a un plato con jamón serrano (que no tiene gluten) se le pueden añadir picatostes de pan (que sí que tienen gluten), y por contacto, el jamón se contamina, así que debes fijarte y tener cuidado.
Básicamente, estos son los principales puntos a tener en cuenta. Recuerda que no sólo debes conocerlos tú, sino que también deberías comentárselos a la persona que vaya a preparar tu comida (si por ejemplo, un día, vas a cenar a casa de una amiga).
Son unos pequeños pasos que, si te fijas, no son muy difíciles de seguir, aunque sí que es verdad que requieren cierta disciplina en cuanto a su cumplimiento; aunque ya sabes lo que dicen: "más vale prevenir, que curar".

2 comentarios:

Mèxico dijo...

wow mil gracias tengo que entregar una tarea muy importante para mañana en mi clase de procesos de cosina y me servira de mucho esto que has publicado mil gracias...

Prydwen dijo...

Hola MEXICO! Nos alegramos de que la información te sea útil.
Un saludo!