Ahora en Facebook se habla de...

sábado, 30 de enero de 2016

Descubriendo pueblos y sabores: de viaje con nuestras Daura Damm

Hola! ¡Menudo invierno tan raro que estamos teniendo! Tan, tan raro que más que invierno parece primavera, por eso, hay que aprovechar todos los días de sol y, aunque sea enero, no es mala fecha para desconectar de la rutina diaria y "patearse" algún rincón natural que tengamos cerca de casa. 

Y eso es lo que decidimos hacer después de las Navidades, para empezar el nuevo año cargando las pilas rodeados de Naturaleza, y dejándonos sorprender por rincones ocultos en pueblos que salían a nuestro paso, y que nos daban la bienvenida...


Y aprovechando precisamente el buen día que hacía, decidimos llevarnos con nosotros unas cervezas Daura Damm que estas Navidades nos regaló la famosa cervecería para que las disfrutáramos (¡muchas gracias!).


Sinceramente, nunca he sido muy "de cerveza" así que no soy una gran catadora que distinga los distintos matices de las diferentes cervezas, pero he de reconocer que cuando probé ésta me gustó mucho y me recordó a las "gluteneras" que llegué a conocer años atrás, antes de descubrir mi celiaquía; además, pasó el "test celíaco" cuando gente "glutenera" me confirmó tras probarlas que estaban muy buenas! Y como me gustó tanto, quería compartirla con todos vosotros por si no la conocíais, así que me puse a investigar para preparar este post. 

Resulta que Daura Damm no es una cerveza sin gluten nueva, si no que lleva en el mercado ya desde el año 2006 nada menos, cuando la marca Damm junto a la Unidad de Gluten del CSIC elaboraron esta nueva cerveza. 

(Fuente: Daura Damm)
Resulta que se elabora con malta de cebada pero en su proceso de fabricación se rompe la cadena del gluten pudiendo así obtener una bebida con menos de 3ppm (partes por millón). Pero sobre todo - y esto es lo que más me gustó - todos sus lotes son analizados antes de salir al mercado... 


Las reconoceréis fácilmente ya que, como podéis ver en la fotografía, cada cerveza está perfectamente identificada tanto en el propio botellín como en cada chapa. 
Ah! Y que no se me olvide, resulta que además es la cerveza sin gluten más premiada del mundo, ¡¡con 20 reconocimientos y premios!! ¡Algo tendrá!

A nosotros nos gustó mucho, ¿y tú, la has probado ya? ¿Qué te parece? 

¡Chin, chin!