Ahora en Facebook se habla de...

martes, 21 de abril de 2015

China en Badajoz: conociendo los noodles de arroz

Hola! Hoy me gustaría hablaros, o mejor dicho, presentaros, un producto nuevo que acabo de descubrir y que quería compartir con todos vosotros.
Como ya sabéis, no soy una experta cocinera (ya veis que mi blog no se centra en recetas de cocina), y de hecho, si tengo que elegir, desde siempre me he decantado más por la repostería que por la cocina: me encanta probar dulces nuevos y crear mis propios "pecados" (si es con mucho chocolate, mejor), pero eso de cocinar carnes y pescados...ya es otro tema. 
Por eso, cuando hace unos días me topé con este producto y pude probarlo por mí misma, la idea me encantó por varias razones. 
En primer lugar, os presento el producto: se trata de noodles de arroz, de la arrocería Dorado, una empresa familiar de Extremadura. Tengo que confesar que al principio me sentí algo perdida, ya que no sabía muy bien en qué se diferenciaban los noodles y por tanto, cómo podría cocinarlos, así que cuando me ofrecieron la oportunidad de probarlos por mí misma y experimentar, no lo dudé: "tengo que saber de primera mano qué es esto de los noodles y por qué ahora hay tantos anuncios en la tele de este tipo de comida". 


Los noodles son un plato muy conocido en la comida china, y que nosotros podríamos definir como fideos instantáneos de arroz. Proceden de China y, en concreto, de la dinastía Qing, cuando idearon esta forma de comida para tener durante largos periodos de tiempo alimento, y que además pudiera ser preparado de forma rápida. ¡Y vaya si son rápidos de cocinar! Fijaros si son famosos en su país, que hasta una compañía discográfica se puso su nombre en honor a este tipo de fideos asiáticos.
Pero volvamos a nuestros noodles. Aunque también de arroz, los nuestros proceden de un lugar bastante más cercano: Extremadura, y más concretamente, de Badajoz (¡de hecho, en Extremadura contamos con más de 22.000 hectáreas dedicadas a nuestro querido cereal!). Los crea y comercializa una empresa familiar, Arrocerías Dorado (bajo la marca comercial Pastas Iberia), fundada ya en los años 50, y no penséis que esto del arroz es algo simple, ya que ellos tienen varias variedades, como arroz dorado, largo, vaporizado, integral, partido... ¡no me digáis que esto del arroz no es todo un mundo! Pero mejor os dejo su página web para que vosotros mismos podáis echar un vistazo: www.arroceriasdorado.com

Volviendo a nuestros noodles, o fideos de arroz, nacidos en la Vega del Guadiana, os diré que entre sus ingredientes se encuentran la harina de arroz y el almidón de maíz, y según su ficha técnica, están libres de OMG, de alérgenos y por supuesto, de gluten, y son ricos especialmente en hidratos de carbono (algo que a los celíacos nos interesa mucho), ya que constituyen el 79% de sus propiedades.
Están a la venta en paquetes de 400 gr. y, he aquí lo curioso del asunto, vienen dentro de cada paquete organizados en tres montones, por lo que es comodísimo a la hora de coger una ración y cocinarla:

Los noodles vienen enrollados formando tres montones independientes

Y ahora viene la mejor parte...¡la práctica! Estuve buscando recetas de noodles chinos, y tras ver que fundamentalmente se suelen cocinar en sopa o salteados con verduras (tipo wok), decidí que iba a improvisar la receta y a ver cuánto de rápidos eran en su preparación y qué resultado me daban, pensando especialmente en usarlos un día de esos que tenemos mucha prisa, no nos apetece mucho cocinar, o simplemente no somos unos expertos chefs y queremos preparar un plato sabroso, original, en poco tiempo, con materiales simples y con ingredientes habituales (¡¡casi nada!!). Bueno pues tengo que deciros que - creo - ¡lo logré!

Lo de que son rápidos no es una manera de hablar, ya que en simplemente 4 minutos los noodles ya estaban hervidos, y de hecho lo que más me costó fue preparar el acompañamiento a los fideos. En mi caso, me decanté por una salsa tipo napolitana ya que no tengo wok y quería innovar, y tengo que decir que estaban riquísimos. Además, como había leído que muchas recetas incluían gambas, decidí hacer a la plancha unos langostinos y sumarlos a la receta. En definitiva: un plato caliente, super rápido y con ingredientes facilísimos, muy diferente a lo que se suele servir siempre y que a juzgar por lo limpios que quedaron los platos gustó mucho. 




Tanto si conocéis la comida china, como si no, si sois grandes chefs como si para vosotros entrar en la cocina es una rutina obligada, de verdad que os animo a que al menos una vez probéis los noodles. 

Yo, desde luego, repetiré, y para la próxima vez, prometo receta nueva y sobre todo ¡usar palillos chinos!




4 comentarios:

Celiaquitos.com dijo...

yo los prepare con verdurita, pollo y salsa de soja, y estaba riquísimo
sin duda volveré a comprarlos, me gustaron mucho

Prydwen dijo...

Hola CELIAQUITOS! Me anoto tu propuesta para la próxima vez ;)
A nosotros también nos gustaron mucho.
Besos!!

Celiaco a los treinta dijo...

Me encantan estos fideos. Yo en vez de cocerlos los sumerjo 3-4 minutos en agua muy caliente y quedan perfectos.

Prydwen dijo...

Hola CELIACO A LOS TREINTA! Lo tendré en cuenta para la próxima, seguro que están riquísimos también :)