Ahora en Facebook se habla de...

viernes, 17 de abril de 2009

"No sólo de pan vive el hombre": aparición en BeJoPa.com

Hola! El Rincón ha pegado un salto y, en su tarea de difundir la celiaquía, ha escrito un breve artículo - opinión sobre la EC, y lo que significa ser celíaco en la sociedad de hoy en día.

El artículo está publicado en la página web BeJoPa, página que, para los oscenses como yo, conocereis de sobra. Para el resto, aquí va un breve avance de lo que podeis encontrar entre sus secciones.


BeJoPa Portal Cultural nació del entusiamo de Beatriz Casalod, José Miguel Esporrín y Paula Gómez, tres jóvenes licenciados en Humanidades que, a través de sus artículos, nos muestran los acontecimientos culturales de Huesca y su provincia, sin olvidar los artículos de información sobre el patrimonio artístico e histórico de nuestra ciudad, propuestas turísticas... información muy útil para todo aquel que incluya Huesca en su itinerario de viajes, y para refrescarnos la memoria (o conocer desde cero) a los propios oscenses.

Por ello, entre los objetivos fundamentales de BeJoPa, están: potenciar el conocimiento general sobre Huesca, informar de todos los acontecimientos que se desarrollen en nuestra ciudad, y dar a conocer las novedades musicales, artísticas, literarias, cinematográficas... a nivel nacional.
BeJoPa, además, organiza también su propio Concurso de Relatos Cortos "Ciudad de Huesca". 


Página web BeJoPa.com

Y si en algún momento no disponeis de conexión a Internet para visitar la página, no os preocupeis, BeJoPa también tiene su versión escrita: todos los oscenses podrán encontrar su revista gratuita en distintos establecimientos de la ciudad.


Dentro de las diversas secciones de la página web de BeJoPa, cuentan con un apartado titulado Te Preocupa, donde podreis encontrar el artículo que he escrito sobre la situación actual de los celíacos. Durante estos días, además, podeis encontrarlo también en la página principal de BeJoPa, bajo el título "No sólo de pan vive el hombre".
Os cuelgo aquí el artículo, y no olvideis visitar la página web, donde además de toda la magnífica información sobre Huesca que encontrareis, podreis votar el artículo y comentarlo.


"No sólo de pan vive el hombre"

“No sólo de pan vive el  hombre”. ¿Cuántas veces habremos oído esta frase? Quién más, quién menos, la hemos utilizado en alguna ocasión, y solemos mostrarnos de acuerdo con ella; sin embargo ¿qué ocurriría si comer pan se convirtiera en una odisea? Y más aún, ¿qué ocurriría si comer pan, en la cultura del trigo, se convirtiera en una odisea?

La celiaquía es una intolerancia permanente al gluten del trigo, cebada, centeno y avena que puede llegar a desarrollarse en individuos predispuestos genéticamente, y que se caracteriza por una reacción inflamatoria que altera la mucosa del intestino delgado, dificultando la absorción de los nutrientes necesarios. Hoy día, la única medicina para los celíacos es seguir una dieta libre de gluten. Así de sencillo en teoría, y en ocasiones así de difícil en la práctica.

Sin embargo, en ocasiones, el gluten no es el mayor enemigo del celíaco.

Vivimos inmersos en la cultura del trigo: desde los cereales o las tostadas del desayuno, hasta la pizza para la cena, pasando por un simple bocadillo a la hora de la merienda, un poquito de pan para hacer del potaje de la comida un plato perfecto, y unos churros que nos compramos en el chiringuito de turno cuando paseamos por la calle. El celíaco debe prestar atención a los alimentos sospechosos “de primer orden”: cereales, pan, cerveza… sin embargo, otros productos presentan el gluten de manera camuflada: embutidos, mermeladas, bolsas de patatas para picar, chucherías… El celíaco, en ocasiones, se convierte en un auténtico detective del etiquetado de los alimentos, y en un nuevo Karlos Arguiñano, experto en gastronomía.

Pero, ¿qué ocurre cuando un celíaco no es su propio cocinero? ¿Los restaurantes, bares… están preparados? Cuando un celíaco decide celebrar el domingo comiendo en un restaurante, debe hablar con los camareros o el maître y explicarle que es intolerante al gluten, y lo que puede y no debe comer: salsas, pasta, sopas, bizcochos… se convierten en posibles enemigos. Sin embargo, lo peor de todo, no es acudir a un restaurante y cambiar tu plato de pasta por una ensalada de nombre exótico, sino recibir como respuesta: “¿celia…qué?” Y es que lo primero que debes saber como celíaco, es que todo el mundo no sabe lo que es el gluten y la celiaquía (os invito a hacer la prueba).

Lo  mismo puede ocurrir cuando vas con tus amigos al bar de la plaza, y ninguna tapita es apta, y además, tienes que cambiar tu cerveza por una naranjada, porque no tienen cerveza sin gluten. 

Otro obstáculo que debe saltar un celíaco es su bolsillo, o mejor dicho, su cartera. Un celíaco debe gastar casi un 400% más en su lista de la compra. Para muestra, un botón. Según un estudio comparativo de precios de productos sin gluten y productos con gluten, realizado por la Asociación de Celíacos de Madrid en este año, un kilo de harina con gluten rondaría los 0’4 euros, mientras que el mismo peso en harina, sin gluten, se sitúa en 8’2 euros; o lo que es lo mismo, un gasto adicional de más de 120 euros al mes (casi 1.500 euros más al año), según datos del mismo estudio. Y todo ello, sin recibir ningún tipo de ayuda por parte de los organismos correspondientes, (y eso sin entrar en la situación económica actual de nuestro país, ¿crisis? ¿Qué crisis?).


Tras la lectura de estas palabras, quizás los habrá que se queden con una lectura negativa o poco esperanzadora, o quizás los haya que me tachen de exagerada. Con estos párrafos no pretendo dejar un poso amargo en los que hayan leído el artículo, y muchísimo menos en los celíacos o recién diagnosticados; con estos párrafos pretendo mostrar una realidad que día a día, y cada vez más, se ven obligadas a vivir decenas y decenas de personas.

Y todo esto en pleno siglo XXI; en una sociedad en la que parece que es mucho más fácil comprar un futurista teléfono móvil capaz de reproducir películas en su pantalla de plasma (¡y que hasta llama!), antes que poder viajar en tren sin preocuparte si dispondrán de comida sin gluten, o no tener que estirar tu sueldo hasta lo inimaginable para poder pagar la lista de la compra sin gluten.

“No sólo de pan vive el  hombre”, reza el dicho… pero yo añado, que tampoco puede vivir sin él.

 

Desde aquí, les damos las GRACIAS a nuestros amigos de BeJoPa por ayudarnos a difundir la celiaquía


10 comentarios:

sariñenense dijo...

Hola prydwen!!
¡Pero hasta dónde vas a llegar! jeje.
He visitado la página de Bejopa y he leido tu artículo. Ahora solo me queda conseguir la revista gratuita de Bejopa para verlo (in the paper) jejeje. Felicidades una vez más, haces un gran trabajo! :)

Un saludo.

solislunae dijo...

Un excelente artículo, ¡enhorabuena! Y sigue trabajando así...
P.D: Como te he dicho alguna vez, serías una buenísima periodista ;)

Hannah dijo...

Prydwen, felicidades, está muy bien tu artículo. Dice todo lo que se tiene que decir de los problemas que tenemos ¿no? Aunque se podrían escribir cientos de folios tu lo has reflejado muy bien y muy claro.

Pikerita dijo...

¡Chapeau!.. Sí señora.. "mu bien explicao".. Nos queda un problema por resolver... que estas cosas no las leen quien debiera..hay mucho cerrado de mente tipo Ratzinger.

Ágata dijo...

!Enhorabuena!Prydwen me ha encantado el artículo, genial!!!

Y muchas gracias a Bejopa por la difusión.

Un beso

Prydwen dijo...

Hola SARIÑENSE, SOLISLUNAE, HANNAH, PIKERITA y ÁGATA! Gracias por vuestros comentarios :)

A ver si conseguimos que el artículo lo lea mucha gente, y suenen ya en el vocabulario habitual las palabras "gluten", "celiaco", "celiaquía", "cerveza sin gluten"...

Un besazo!!!

sonia sin gluten dijo...

Genial (!)
Gracias Pry y Bejopa.
Ya sabemos ....difusión y reivindicación.
un beso

Prydwen dijo...

Hola SONIA SIN GLUTEN! Gracias, un beso y ya sabes, aquí seguiremos "dando guerra" :)

bajoqueta dijo...

Eres toda una periodista :)
Lo has descrito todo muy bien.

glutoniana

Prydwen dijo...

Hola GLUTONIANA! Gracias guapa! Y como dice Pikerita, ojalá estas cosas las leyera más gente...
Un beso!