Ahora en Facebook se habla de...

lunes, 12 de octubre de 2009

Viajes (V): Broto - Torla - Fragén

Hola! Hoy hablaremos de los "habitantes" de las montañas; de esos pequeños puntos que la vista pierde en el horizonte; de esos pedazos de historia viva; de esas huellas del pasado, que con un presente incierto, encaran un futuro en ocasiones inexistente, y que pese a ello, se resisten a caer en el olvido. Hoy hablaremos de los pequeños pueblos de los Pirineos.


Vista del Pirineo desde Oto.
A la izquierda, muro de piedra típico de la zona; a la derecha, las famosas chimeneas pirenaicas, o "chamineras"; todo ello bajo la atenta mirada de los Pirineos

Los Pirineos, esa enorme cordillera que separa España de la vecina Francia, y que según la leyenda es el enorme mausoleo donde descansa la bella y joven Pirene, cuenta con multitud de pequeños poblados a los que acudir cuando huimos de la agitada vida de la ciudad, y queremos refugiarnos entre sus montañas. Son bastantes los pueblecitos que podemos encontrarnos en nuestro camino por tierras pirenaicas, y hoy, en concreto, me gustaría acercaros los municipios de Sobrarbe, en pleno corazón del Pirineo aragonés.


La comarca del Sobrarbe está formada por más de un centenar de pueblos repartidos por las tierras pirenaicas, muchos de ellos abandonados. Son muchas las rutas que podeis hacer en tierras del Sobrarbe; por ejemplo, podeis visitar el Monumento Natural de los Glaciares Pirenaicos, sus espacios naturales protegidos, disfrutar del Carnaval de Bielsa... o simplemente, perderos entre sus pueblos.


Valle de Bujaruelo, en el Sobrarbe


Como punto de encuentro y de descanso, os recomiendo el pequeño pueblo de Fragén, municipio situado entre Torla y Broto y donde podreis descansar en Casa Arnal. Casa Arnal es una antigua casa tradicional rehabilitada hoy día como Casa de Turismo Rural, y que dispone tanto de habitaciones como de apartamentos para alquilar, y donde podreis descansar y tomar fuerzas con un sabroso desayuno sin gluten. En Fragén podeis visitar también su Iglesia, dedicada a San Martín, originariamente románica y que sufrió sus últimos añadidos en el siglo XVII.


Casa Arnal, el lugar ideal para descansar después de una excursión por tierras pirenaicas


Iglesia de San Martín, en Fragén, con su imponente torre - reloj y sus tejados de pizarra inclinados, para soportar las duras nevadas del invierno

En toda la zona del Sobrarbe, y en todo el Pirineo en general, la casa representa no únicamente un estilo de vida adaptado a un clima severo, sino también el sentir de sus gentes: la casa se identifica plenamente con la familia que la habita, y así, la línea que separa la familia de la casa se confunde y se traspasa, llegando incluso a identificarse la posición social de la familia, en función de la casa que habitan. Por ello, y bajo este prisma, no olvideis deteneros en las casas típicas que encontrareis por la zona; y en especial, en las llamadas casas fuertes o fortificadas, construcciones que poseen un torreón defensivo, y que nos indican ya la importancia de la familia que las habitaba.
Casas típicas pirenaicas, con sus tejados inclinados y sus gruesos muros de piedra; Torla


Así, si os acercais al cercano pueblo de Torla, entrada natural al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, y al precioso valle de Bujaruelo, podreis deteneros ante Casa Ruba, Casa Bun, Casa Lardiés, Casa Viu...


Los pueblos pirenaicos, misteriosos enclaves donde lo pagano...



... y lo cristiano, se funden y forjan el espíritu de las montañas


Ya en el municipio, podeis visitar la iglesia de San Salvador, emplazada en la antigua torre defensiva que protegía al municipio de ataques franceses (y que da nombre al municipio), o la ermita de Santa Elena, todo ello acompañados por el guía local que os mostrará todos los pequeños secretos de este poblado pirenaico.


Vista de Torla, con la iglesia de San Salvador presidiendo el conjunto


Para reponer fuerzas podeis acercaros al Restaurante el Duende, un lugar acogedor en el que, a pesar de que no cuentan con menú específico sin gluten, tras comentarle la situación, pusieron gran esmero y cuidado a la hora de elaborar los platos.


Restaurante El Duende, en Torla


Ya con las fuerzas repuestas, a pocos kilómetros de allí, podeis acercaros hasta Broto, núcleo que cuenta con dos barrios, o zonas claramente diferenciadas por el río Ara: el Barrio de la Santa Cruz y el Barrio de los Porches. Pero mientras Torla era el lugar ideal para perderse entre sus empinadas calles y caserones de piedra, en Broto es de visita obligada su antigua cárcel.


Restos del viejo puente medieval, junto a la torre - cárcel; Broto


Se trata de una antigua torre del siglo XVI situada junto al antiguo puente medieval. Esta torre fue destinada a prisión gracias al decreto de Jaime I (s. XIV) que permitía a la Casa del Valle de Broto impartir justicia entre los habitantes del municipio, en todas las materias; así, todo aquel que desafiara las leyes económicas, políticas o sociales, terminaba sus días entre sus oscuros muros. Oscuros, y no únicamente por la humedad del lugar, junto al río, sino también por la huella que dejaba en sus paredes las hogueras encendidas en su interior. ¿El resultado? Muros repletos de dibujos, más o menos realistas, más o menos paganos, que nos dejan un testimonio vivo del pensamiento de aquellos hombres que esperaban llegar la muerte. Un espectacular programa iconográfico que nos muestra a diversos animales de la zona, a santos más o menos agraciados, y a vírgenes locales, que se dan la mano con las representaciones más paganas propias de las leyendas pirenaicas. Curiosos símbolos que están considerados un Bien de Interés Cultural.


Uno de los dibujos más famosos de la Cárcel de Broto. Todos los dibujos aparecen rodeados de multitud de rayas, a modo de pinchos. Cada una de estas rayas corresponde a un día más que el artista del grabado pasó en prisión.


Y si todo esto os ha sabido a poco, la zona está salpicada con pequeños municipios como Sarvisé, donde podeis hacer, por ejemplo, excursiones a caballo y disfrutar de una maravillosa comida sin gluten; u Oto, mirador privilegiado de los Pirineos. Y a escasa distancia de Torla teneis el acceso al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, o bien podeis perderos por los parajes sacados de los cuentos y las leyendas pirenaicas, del Valle de Bujaruelo... lugares donde perderse, disfrutar, y soñar... pero eso, ya es otra historia.

La senda está marcada, ¿os unís al viaje?
Valle de Bujaruelo




Algunos datos de interés:

Fragén
Casa Arnal
C/ Real, 18
22377 Fragen (Huesca)
Tlf: 974 48 61 62 Móvil: 699 60 40 37
www.stararagon.com/casaarnal casaarnal@hotmail.com


Torla
Restaurante El Duende
C/ La Iglesia
Torla (Huesca)
Fax y tlf: 974 48 60 32
www.elduenderestaurante.com elduenderestaurante@hotmail.com


Sarvisé
Casa Frauca, Hotel - Restaurante
Carretera de Ordesa
22374 Sarvisé (Huesca)
Tlf: 974 48 63 53 Fax: 974 48 67 89
www.casafrauca.com www.vallebroto.com/casafrauca


8 comentarios:

Sonia Gluten Free dijo...

Que bonito y relajado !!!

Preciosa entrada :-)))
besis

Pikerita dijo...

Precioso recorrido... precioso reportaje... preciosas fotos... Yo me animo.. ¿cuándo?.. no sé la nena todavía no patea lo suficiente aunque mi mayor sí... Porfi... que esta entrada no se pierda y esté bien localizadita que la volveré a buscar seguro.
Un besoe.

STORCH dijo...

Que bonito, todo, los sitios, las fotos, me ha gustado todo.
Tengo muchísimas ganas de ir al Norte, y me pones los dientes largos.
Besitos.

Anónimo dijo...

com me gusta esa zona de los pirinesos. besitos
Loreto

Prydwen dijo...

Hola SONIA GLUTEN FREE! Te aseguro que sí, es muy relajado. Es imposible estar en estos parajes pirenaicos y no desconectar el móvil y olvidarte el reloj en casa...

Hola PIKERITA! Me alegro de que te apuntes :) La entrada permanecerá en la sección "Fuera de Casa" para cuando la necesites o quieras consultar. Cuando la nena pueda apuntarse también, ya nos contarás ;)

Hola STORCH! Jajaja, no es porque sea del norte...pero creo que por aquí tenemos multitud de lugares que todavía nos quedan por descubrir, y que merece la pena visitar. Yo, el norte, te lo recomiendo sin dudar ;)

Hola LORETO! Entonces ya somos dos las enamoradas del lugar :)

Un besote!!!

solislunae dijo...

Es un lugar precioso, Prydwen, ideal para desconectar de todo... Con estos reportajes y fotos es difícil resistirse a visitar esos parajes de ensueño que tenemos en nuestra provincia...
;)

bajoqueta dijo...

Un bonito viaje. Parece que estos pueblos no puedan existir :)


glutoniana

Prydwen dijo...

Hola SOLISLUNAE! Desconectar de todo, y disfrutar de la naturaleza pura...
Desde el Rincón, intentaremos descubriros poco a poco todas las posibilidades que tiene el Pirineo :)

Hola BAJOQUETA! De acuerdo contigo; y cuando los descubres, es como si te trasladaras a un cuento...

Un besote para las dos!!!