Ahora en Facebook se habla de...

lunes, 31 de agosto de 2009

Viajes (IV): Jaca - Catedral y Ciudadela

Hola! Tras la vuelta de vacaciones, os propongo un viaje, de nuevo, al Altoaragón.

Esta vez hablaremos de la cabecera de la región pirenaica en época medieval, importante plaza fuerte que contaba con ceca propia para emitir moneda, lugar de enfrentamiento entre musulmanes y cristianos... el antiguo pueblo de los iaccetanis pasó, poco a poco, de ser un poblado agrícola y ganadero a una de las más importantes ciudades del Reino de Aragón bajo dominio regio; momento que culmina en el s. XI cuando el rey Sancho Ramírez otorgó un Fuero a la ciudad de Jaca, y la convirtió en sede episcopal de Aragón: Jaca se convierte entonces en un atractivo centro urbano, político y comercial para numerosos aventureros en busca de fortuna, comerciantes que se acercaban hasta sus Ferias, guerreros de ambos lados de los Pirineos, y peregrinos del Camino de Santiago: sobre todo peregrinos, ya que los eternos viajeros que elegían cruzar los Pirineos por el Paso del Somport habían de cruzar por Jaca. Y testigo mudo y eterno de estos tiempos gloriosos es su Catedral, la muestra artística más importante de las huellas de las tres religiones que pasaron por Jaca. Cristianos, judíos y musulmanes fueron los protagonistas de una Jaca esplendorosa y atrayente. No en vano, Sancho Ramírez, el poderoso rey cristiano padre de Alfonso I el Batallador y Pedro I (el conquistador definitivo de la ciudad de Huesca), declaraba en 1077:

"Sepan todos los hombres que están hasta Oriente, Occidente, Septentrión y Meridional, que yo quiero construir una ciudad en mi villa que es llamada Jaca" (*)



Capitel de la portada sur. Representa el sacrificio de Isaac (dcha) a manos de su padre (centro), justo en el momento en el que un ángel le detiene (izqda)


Como os digo, es visita obligada en Jaca su Catedral:




Vista de la Catedral de Jaca desde su fachada sur; y vista interior de la Catedral, con el órgano al fondo y las pinturas de Bayeu decorando la bóveda (*)


La Catedral puede dividirse en dos etapas constructivas: la primera comenzó en torno a 1076 - 1082, comenzando, como es habitual, por la cabecera del templo y delimitando su planta basilical. La segunda etapa constructiva comienza en 1104 - 1130 con el reinado de Alfonso I; en esta etapa se concluyen definitivamente tanto la catedral como su magnífica decoración escultórica. Por tanto, podemos afirmar que la Catedral de San Pedro de Jaca es una de las construcciones más antiguas del arte románico en España. La Catedral además sufre la incorporación de diversos añadidos algunos siglos más tarde, ya en estilo gótico tardío, renacentista y barroco; de estos últimos añadidos es especialmente destacable la sustitución del antiguo ábside románico por el actual, que fue decorado con pinturas de Fray Manuel Bayeu, cuñado de Goya y uno de sus maestros.


La Templanza, detalle del sepulcro del obispo Baguer, tallado en alabastro. Se trata de un espléndido ejemplo de escultura funeraria en alabastro realizada por Juan de Rigalte y Guillem Salbán, alias Mallorquín, hacia 1567


De toda la decoración merece especial atención el denominado "ajedrezado jaqués", un tipo de ornamentación basado en pequeños "tacos" alineados que podemos encontrar en algunas arquitecturas románicas, especialmente decorando los frisos y las arquivoltas de portadas y vanos. Como su nombre indica, este motivo ornamental nació en Jaca, y a partir de allí, se extendió a través del Camino de Santiago.


Vano de la portada sur, que muestra en la parte superior el "ajedrezado jaqués"


Una vez en Jaca, podeis visitar también la Ciudadela:


Vista aérea de la Ciudadela de Jaca, mostrando su característica forma pentagonal


Con forma pentagonal, el conjunto militar está rodeado de un foso que en la actualidad alberga ciervos. En origen, el Castillo de San Pedro fue construido para cerrar el paso al ejército francés en el s. XVI. El área de combate propiamente dicha está formada por el foso, los baluartes (en cada vértice del pentágono) y la muralla.

Su construcción fue encomendada a Tiburcio Spannochi, ingeniero italiano al servicio de Felipe II. Desde su construcción, esta enorme fortaleza ha mantenido siempre guarnición militar en su interior; de hecho, precisamente una de las anécdotas de la Ciudadela está protagonizada en plena Guerra de la Independencia: construida la fortaleza para resistir el ataque francés, fue ocupada precisamente por franceses, mientras que los españoles pasaron de tener que derrotar al enemigo francés, a tener que recuperar la fortaleza jaquesa, que finalmente fue recuperada el 17 de febrero de 1814. Actualmente, sus ocupantes forman parte del Regimiento "Galicia" nº 64. Sus muros y edificios fueron restaurados en el año 1968, siendo ganadores del premio "Europa Nostra".

Tras pasar la portada principal y el puente levadizo, podeis visitar las casamatas (para el asentamiento de las piezas de artillería y los puestos de tirador), los baluartes (de Santa Bárbara, España, San Francisco, Santa Orosia y San Pedro), los polvorines, el foso, el patio de armas (con una escultura de Felipe II, rey que mandó construirla) y la iglesia de San Pedro (barroca del siglo XVII, donde podeis ver también el sepulcro de uno de los Maestres de la Ciudadela, don Juan de Velasco); además, una de las salas se ha acondicionado como Museo de Miniaturas Militares: colección de más de 32.000 figuras de soldados de plomo, divididos en 23 escenarios y ordenados desde el Antiguo Egipto hasta la actualidad.

Sepulcro de don Juan de Velasco, en la Iglesia de San Pedro de la Ciudadela


Y para reponer fuerzas, os recomiendo que os acerqueis hasta el Bar Burnao frente a la Ciudadela.
En el Bar Burnao podreis retomar fuerzas frente a un entorno privilegiado - la Ciudadela - pero es que, además, la comida será vuestra última preocupación, ya que allí podreis comer con total tranquilidad y confianza, ya que sus dueños controlan a la perfección tanto el mundo sin gluten como la contaminación cruzada. ¿Una sugerencia? No dejeis de probar su gazpacho, las croquetas, los calamares... o unas sabrosas migas sin gluten.



Fachada del Bar Burnao, el paraíso celíaco en Jaca

El resto de Jaca os lo dejo para que lo descubrais vosotros... sin duda os sorprenderá


(*) Algunos datos de interés:

Cafetería Burnao:
Avda. Primer Viernes de Mayo, 14 (frente a la Ciudadela)
Tel: 666 660 104 JACA (Huesca)


Página web del Museo de Miniaturas Militares de la Ciudadela de Jaca:


Las fotografías de la Catedral de Jaca desde su fachada sur, y la vista interior de la Catedral con el órgano al fondo y las pinturas de Bayeu en su bóveda, están extraidas de la página

de A. García Omedes, página dedicada al patrimonio románico aragonés y donde podreis ampliar de manera muy extensa la información ofrecida aquí sobre Jaca.
Igualmente pertenece a esta página la cita de Sancho Ramírez ofrecida al principio de este artículo

5 comentarios:

STORCH dijo...

Como me ha gustado el viaje, gracias por la información y por este viaje online, estoy encantada.
Carmen.

serreina dijo...

Bienvenida otra vez por aquí, espero hayas disfrutado.

He estado en el bar que mencionas, y solo me he tomado una triste COca cola, ya que no sabía que cocinaban sin gluten.

Saludos

solislunae dijo...

¡Qué viaje tan interesante! Y con una crónica y unas fotos tan buenas, ¡ya tengo ganas de volver a visitar Jaca!
Gracias y bienvenida, que ya tenía ganas también de que regresaras con tus artículos en este rinconcito ciberespacial.
;)

Prydwen dijo...

Hola STORCH! Me alegro de que te haya gustado el viaje on line a Jaca :)
Nos vemos en el siguiente!
Gracias por la historia de mi nick ;)

Hola SERREINA! Tienes que volver a por las migas! Yo, sin duda, volveré :)
Felicidades por tu colaboración en Luz de Gas.

Hola SOLISLUNAE! Jaca es uno de esos sitios que no te cansas de visitar, ¿verdad? Sobre todo si te gusta el románico!

Gracias por la bienvenida, y un besote!

Anónimo dijo...

Jaca es un lugar genial para los celiacos!yo tengo casa alli y tambien soy celiaca. En el bar burnao tienen muchisimas cosas aptas para nosotros pero no solo alli tambien en la fontana, el biarritz, la galerna, lilium, hotel jaques, hotel la paz,la tasca de ana y muchos mas sitios que ahora no recuerdo!es mas han editado una guia que puedes obtener en la oficina de turismo con todos los bares aptos para celiacos!